Braquioplastia

Una braquioplastia es un procedimiento quirúrgico cosmético que remueve el exceso de grasa y piel suelta de la parte inferior del brazo, eliminando la apariencia de “alas de murciélago”.

Braquioplastia

Una braquioplastia es un procedimiento quirúrgico cosmético que remueve el exceso de grasa y piel suelta de la parte inferior del brazo, eliminando la apariencia de “alas de murciélago”.

Una braquioplastia es un procedimiento quirúrgico cosmético que remueve el exceso de grasa y piel suelta de la parte inferior del brazo, eliminando la apariencia de “alas de murciélago”. El envejecimiento, la genética y la pérdida de peso significativo pueden contribuir a la piel flácida bajo el bazo, la cual no se acomoda con ejercicio o dieta solamente.

Normalmente se lleva a cabo como una cirugía ambulatoria y es el procedimiento más efectivo y permanente para darle contorno a los brazos.

Elige tu médico

Ashburn



Años de experiencia

No se encontraron resultados

Doctor
Aditi Richmon

Cirugía General

Doctor
María Andaloro

Cirugía General

S/ 1750 - Reserva ahora
Doctor
Umar Sanford

Cirugía general

S/ 1500 - Reserva Ahora

Antes/Después

Sobre la braquioplastia

Una braquioplastia es un procedimiento quirúrgico cosmético que remueve el exceso de grasa y piel suelta de la parte inferior del brazo, eliminando la apariencia de “alas de murciélago”. El envejecimiento, la genética y la pérdida de peso significativo pueden contribuir a la piel flácida bajo el bazo, la cual no se acomoda con ejercicio o dieta solamente.
Normalmente se lleva a cabo como una cirugía ambulatoria y es el procedimiento más efectivo y permanente para darle contorno a los brazos.
La cirugía puede ser combinada con otros estiramientos en la piel o procedimientos de contorno, o con una liposucción para remover exceso de grasa y darle más tonificación a los brazos u otras partes del cuerpo y una vista más escultórica.
Si tienes exceso de grasa con buena elasticidad en la piel, la liposucción le dará a tus brazos mejor definición y contorno. Pero si tienes más piel flácida que grasa y se hace únicamente la liposucción, inevitablemente se creará piel aun más flácida y suelta.
Los buenos candidatos para una braquioplastia son personas que no fuman y que no tienen ninguna condición médica seria, igualmente personas con un peso estable (y sin sobrepeso significativo).
Pros

- Los resultados de este procedimiento quirúrgico son permanentes (aunque la piel flácida puede volver a aparecer por la vejez o cuando se gane peso)
- Un procedimiento de braquioplastia es considerado de riesgo bajo.
- Tu ropa te quedará mejor y te sentirás con mayor confianza al ir con ropa sin mangas una vez que el exceso de piel y grasa desaparezca.

Contras

- Terminarás con una cicatriz significativa a lo largo del brazo, desde el codo hasta la axila (incluso más larga si se remueve piel y grasa del antebrazo).
- Si recurres a un médico inexperto, puede que termines con brazos asimétricos.
- El proceso inicial de recuperación puede tardar hasta seis semanas, y puede tomar hasta dos meses antes de retomar actividades vigorosas.
La braquioplastia dura de una a una hora y media y requiere anestesia general. Una vez que se te aplica la anestesia general, el médico hará una incisión a lo largo del brazo, yendo desde la axila hasta el codo.

Imagina el procedimiento así: el médico es un sastre que va a corregir la piel de tu brazo como ropa que no te queda. Si tu tienes una camisa que tiene un exceso de tela y necesitas ajustarla, lo que haces es cortarla y coserla para que se ajuste mejor.

Una vez que el médico haya hecho la incisión, corta el exceso de piel y tejido de grasa del brazo usando un escalpelo, y sutura la herida para cerrarla.

Una vez que el efecto de la anestesia haya disminuido, podrás regresar a casa ese mismo día. Tus brazos se verán hinchados y se sentirán tensos. Te recomendamos que le pidas a alguien que te acompañe y permanezca contigo por lo menos 24 horas después de la operación.
Normalmente toma de cuatro a seis semanas para que los pacientes se sientan 100% normales otra vez. Durante este periodo de tiempo, necesitarás limitar el rango de movimiento y mantener las áreas de incisión estables.

Tus brazos estarán vendados o con mangas de compresión (especialmente si recurriste a la liposucción de brazos igualmente) con el fin de mantener baja la hinchazón y restringir el movimiento. Los vendajes deberán usarse por lo menos las primeras 48 horas después del procedimiento, y las prendas de compresión se usarán hasta por cuatro semanas. Las mangas de compresión pueden incrementar el riesgo de seroma (acumulación de líquidos), así que mantente alerta con cualquier molestia o hinchazón inusual.

Puede que te coloquen drenajes quirúrgicos cerca de la incisión para prevenir que los fluidos se cumulen mientras tus brazos se recuperan. Tu médico removerá los drenajes y las suturas no disolventes durante una consulta alrededor de una semana después de la cirugía. Las suturas disolventes se reabsorben en tu cuerpo usualmente a la semana.

La recuperación inicial post operatoria será muy incómoda (alrededor de 4 de 10 en la escala de dolor) pero la incomodidad tenderá a bajar después del tercer o cuarto día. Muchos pacientes sienten más tensión que dolor en los brazos. Tu médico te recetará analgésicos para ayudarte a sobrellevar lo más difícil.

No podrás levantar los brazos más arriba de los hombros por lo menos los primeros 14 días. Algunos médicos incluso recomiendan que las incisiones de las axilas sanen correctamente, por lo que recomiendan no levantar los brazos por lo menos cuatro semanas.

Todas estas restricciones hacen que regresar a las actividades normales sea bastante retador, pero los médicos dicen que es posible bañarse después de 24 a 36 horas. Tu médico te dirá hasta a qué altura podrás alzar los brazos. Si esto representa un reto para lavarte el pelo, se recomienda que alguien te ayude a hacerlo.

Las incisiones de la braquioplastia pueden tomar de cuatro a ocho semanas para curarse completamente, igualmente necesitarás evitar actividades extenuantes hasta que te encuentres completamente recuperado. Si tu trabajo es físicamente demandante, especialmente si requiere cargar objetos pesados, ten en cuenta tomarte por lo menos un mes o dos para recuperarse completamente.

Incluso si tienes un trabajo de escritorio, espera estar fuera de la oficina por lo menos dos semanas. Tu médico te recomendará evitar manejar por lo menos dos semanas.

Podrás regresar al ejercicio una vez que tu médico te dé el visto bueno.
Notarás tus brazos más delgados inmediatamente después de la cirugía, pero no verás los resultados finales sino hasta que sanen los moretones y la inflamación, lo cual puede tomar de varias semanas a un par de meses.

Los resultados de este procedimientos son de largo plazo, mientras mantengas un peso estable. Mantente en contacto con tu médico e informarle si notas cambios inusuales en tus brazos.

Naturalmente, con el envejecimiento, tu piel pierde elasticidad, así que consulta con tu médico acerca de los efectos de la edad y tratamientos que puedes seguir para evitarlo en alguna medida.
La braquioplastía se considera generalmente de bajo riesgo. Los efectos secundarios más frecuentes pueden incluir hinchazón, moretones, problemas menores de sanación en las heridas y cicatrices. La acumulación de fluidos también es muy común, especialmente en el codo.

La posibilidad de daño al nervio es poco común, pero si es probable que haya algo de adormecimiento temporal alrededor de las incisiones.

Otra situación común es la separación de la herida, esto se da por el constante movimiento y la acumulación de bacterias de la axila. Normalmente esto se soluciona por sí solo, pero puede prolongar la recuperación.

Las cicatrices en esta parte del cuerpo suelen sanar y desaparecer más lento que en otras partes.
El costo de la braquioplastia es muy variable ya que depende en gran medida de las especificaciones del procedimiento (si involucra también una liposucción). Además este va a variar de acuerdo a la complejidad, la experiencia del médico y la clínica dónde te la hagas.

Este es un procedimiento que se considera cosmético, por lo que no está cubierto por la mayoría de planes seguros, ya sea público o privado.