Ginecomastia

La ginecomastia es un procedimiento mediante el cual se trata y corrige la hipertrofía mamaria masculina. 

Ginecomastia

La ginecomastia es un procedimiento mediante el cual se trata y corrige la hipertrofía mamaria masculina. Con este procedimiento se reduce el tamaño y se moldean los pectorales masculinos extrayendo tejido mamario y grasa.

Con este procedimiento se reduce el tamaño y se moldean los pectorales masculinos extrayendo tejido mamario y grasa.

La ginecomastia es un procedimiento mediante el cual se realiza la extirpación de tejido mamario, grasa y piel sobrante para dar a los pectorales masculinos una apariencia de mayor firmeza.

Elige tu médico

Ashburn



Años de experiencia

No se encontraron resultados

Doctor
Aditi Richmon

Cirugía General

Doctor
María Andaloro

Cirugía General

S/ 1750 - Reserva ahora
Doctor
Umar Sanford

Cirugía general

S/ 1500 - Reserva Ahora

Antes/Después

Sobre la ginecomastia

La reducción de pechos masculina, también llamada ginecomastia, es una cirugía plástica ambulatoria que corrige el crecimiento del tejido en senos masculinos que es causado por un desbalance hormonal.
Durante el procedimiento, tu médico remueve tejido glandular no deseado y exceso de grasa usando una combinación de técnicas quirúrgicas y liposucción.

El procedimiento usualmente toma de una a dos horas, dependiendo de la cantidad de tejido y grasa que es removida. Una vez removida, tus pectorales son esculpidos en una nueva forma que va en proporción con el resto de tu fisionomía.
Pros:
- Los resultados son permanentes, mientras tú mantengas un peso estable.
- Junto con ejercicios pectorales, la ginecomastia puede mejorar significativamente el contorno pectoral.
- Muchos pacientes reportan un incremento en la confianza y autoestima después de la cirugía.
- Es un procedimiento ambulatorio con pocos riesgos potenciales.

Contras:
- El médico no podrá crear la apariencia de músculos pectorales desarrollados si no están previamente. Crear esa definición pectoral requiere ejercicio o implantes pectorales.
- Tendrás cicatrices, aunque pasarán desapercibidas y se irán desvaneciendo.
Los pacientes deben ser evaluados como candidatos a la cirugía después de la pubertad. En la adolescencia el cuerpo continúa creciendo y tus hormonas están cambiando.

Inclusive hombres adultos que están conscientes de este problema deberían esperar a una cirugía de ginecomastia hasta que estén en control su peso con dieta o ejercicio, ya que ganar o perder peso puede afectar los resultados del procedimiento.

Para obtener los mejores resultados y maximizar la seguridad, es recomendado que te encuentres en un índice de masa corporal (IMC) de 19 a 25, los médicos están de acuerdo que no hay un índice ideal para la cirugía y pacientes con un índice de hasta 30 pueden ser tratados.
El procedimiento toma de una a tres horas, dependiendo si el procedimiento necesita de solo una liposucción o una combinación entre liposucción y un ejercicio quirúrgico (removiendo exceso de tejido glandular). Si tienes una condición llamada pseudoginecomastia, con exceso de tejido adiposo (opuesto a un mayor tejido glandular) en el área del pecho, la liposucción por sí misma pueda ser suficiente para la reducción, siempre y cuando tu piel tenga la suficiente elasticidad para no tener una caída.

Antes de la cirugía, te pondrán ya sea anestesia general, la cual te duerme durante todo el procedimiento, o anestesia local para dormir el área del pecho, combinada con un sedante oral para adormecerte.

Una vez que la anestesia hace efecto, tu médico hará unas pocas incisiones pequeñas. Estas estarán bajo los brazos, alrededor de los pezones o a un lado del pecho, dependiendo de tu anatomía y la técnica de tu médico.

Si únicamente requieres de liposucción, tu médico usará una herramienta llamada cánula (un tubo delgado) para remover la grasa extra y esculpir un pecho con vista más masculina. Una vez llevada a cabo, el médico palpa y siente si hay una glándula. Muchas veces esa glándula se encuentra bajo la areola.

Tradicionalmente, el médico hace una incisión en el borde entre la areola y la piel del pecho, para remover la glándula.

Dependiendo de la extensión de tu ginecomastia, tu doctor tal vez necesite reposicionar tu pezón.

Una vez el tejido extra del pecho es removido, tu médico cerrará las incisiones con suturas y puede colocar tubos de drenaje cercanos a la incisión, para prevenir la acumulación de fluidos mientras sanas. Estos deberán ser removidos 24 o 48 horas después del procedimiento. Una vez recuperado de la anestesia regresarás a casa. Te sentirás aturdido, así que planea que te acompañe alguien a casa y que permanezca contigo por al menos la primera noche de tu recuperación.
No vas a necesitar mucho tiempo de reposo después de la cirugía, pero algunas personas se toman unos cuantos días hasta una semana de trabajo, para permitir que la hinchazón y el dolor disminuyan. Si tu trabajo requiere actividad extenuante o cargar objetos pesados, tu tal vez necesites tomarte hasta dos semanas.

Tu médico te sugerirá esperar para hacer ejercicio por unas semanas y evitar los ejercicios de pecho por varias semanas después de la cirugía.

La buena noticia es que la mayoría de los pacientes se recuperan muy rápido y casi sin dolor. Los pacientes que tienen un trabajo de oficina tranquilo pueden tener su cirugía un viernes y regresar a trabajar el lunes.

Tu médico tal vez te recete analgésicos para los primeros días después de la cirugía. Te darán una prenda de compresión para usar, la cual ayudará a que tu tejido agarre forma y se recupere. La prenda de compresión ayuda a reducir la hinchazón y entre más tiempo se use, más rápido sanarás. Es recomendable usarlo por de tres a seis semanas para obtener mejores resultados.

Tu médico te pedirá también que masajees el área de una a dos veces al día para prevenir que los pezones se adhieran a los músculos.

Si tus suturas son disolventes, se irán desapareciendo gradualmente. De otra forma, tendrás que regresar con tu médico para que te remuevan las suturas y los drenajes.
Pezones grandes o hinchados usualmente se harán más pequeños durante el proceso de sanación, después que la glándula sea removida. Sin embargo, puede que aún permanezcan más grandes de lo que te gustaría. En ese caso una reducción de areola puede ser realizada junto con la extracción de tejidos. Esto requiere una incisión y por consiguiente una cicatriz, que se da a lo largo de la circunferencia de la areola. Preguntale a tu médico acerca de esto en tu cita de evaluación.
Verás una diferencia en los pectorales de inmediato, pero tomará uno días después de la cirugía para que la hinchazón principal disminuya. Tu nueva apariencia no será visible si no hasta que el tejido de los pechos sane, el cual puede tomar de cuatro a seis semanas.
Los resultados de la cirugía de ginecomastia son permanentes mientras se mantenga un peso estable.

Comer saludablemente y ejercitar el músculo pectoral después de la cirugía puede ayudar a alcanzar el mejor resultado a largo plazo. Las pesas son excelentes pero evítalas hasta que estés totalmente recuperado.

Nuestra piel va perdiendo elasticidad conforme envejecemos, así que te darás cuenta que tus pectorales están menos tensos con el tiempo, dado el proceso natural de envejecimiento. Tu médico podrá sugerir opciones quirúrgicas y no quirúrgicas para atacar este padecimiento en el futuro.

Ganar mucho peso o usar medicamentos para mejorar el rendimiento pueden cambiar también el aspecto de la parte superior del cuerpo. Algunas condiciones médicas o medicamentos que afecten los niveles hormonales pueden causar que se pierdan los resultados, así que es importante que te mantengas en contacto con tu médico si esto sucede.
La reducción de senos masculina es considerada un procedimiento seguro, especialmente cuando es realizada por un experto. Pero así como con cualquier procedimiento quirúrgico pueden existir complicaciones.

Los efectos secundarios comunes incluyen hinchazón, dolor, moretones, infección o acumulación de fluidos. Otros riesgos incluyen separación de la incisión, daño en los nervios, trombosis profunda y cicatrización. Hay un riesgo también de asimetría o irregularidades con la forma y contorno de los pectorales después de la cirugía, los cuales requerirán una cirugía de revisión para corregir.

Algunos pacientes dicen que su pecho y pezones se sienten entumecidos en los días siguientes a la reducción. Esto usualmente se va con el tiempo. Conforme tu pecho se recupera, tú notarás brotes de dolor aleatorios en el pecho. Esto es un signo de que el entumecimiento está desapareciendo.

También existe una pequeña posibilidad de que adquieras una condición temporal llamada necrosis de grasa en pecho, donde células de grasa muertas forman tejido de cicatrización o un quiste en lugar de ser absorbidas por tu cuerpo, como normalmente lo harían. Esto no es permanente y se resolverá con masaje.

Tu puedes mitigar todos estos riesgos encontrando un médico que tenga muchos años de experiencia realizando este procedimiento.
El costo de la reducción de senos masculinos puede variar ampliamente, dependiendo de cómo se remueve el tejido, ya sea la reducción se maneje únicamente con liposucción y si los pezones necesiten ser reducidos y reposicionados. La anestesia y los costos de la clínica juegan también un rol, así como la experiencia del médico y el lugar del procedimiento.

Puede ser costoso pagar el procedimiento, pero una cirugía de ginecomastia puede ser un procedimiento que cambie la vida del paciente. Los resultados entregados pueden ir más allá de lo que se lograra a través de ejercicios pectorales.

Si cuentas con un plan de seguro, ya sea privado o público, infórmate acerca de este procedimiento. En algunas ocasiones muy específicas puede estar cubierto por tu seguro.