Lipoescultura

La lipoescultura es un procedimiento mediante el cual se eliminan y redistribuyen las celulas grasas del cuerpo con el objetivo de crear una figura más armoniosa.

Lipoescultura

La lipoescultura es un procedimiento mediante el cual se eliminan y redistribuyen las celulas grasas del cuerpo con el objetivo de crear una figura más armoniosa.

A diferencia de la liposucción, en este procedimiento se da uso a los excesos de grasa que tiene el paciente para moldear otras.

La lipoescultura al igual que la liposucción hace parte de los procedimientos para modelación del cuerpo, en los cuales se introducen cánulas especiales que aspiran la capa grasa alojada en ciertas zonas del cuerpo de los pacientes. Además de la extracción, en la lipoescultura se trata el tejido graso extraído y se hace posterior uso el mismo para modelar otras partes del cuerpo nuevamente a través de cánulas especializadas.

Elige tu médico

Ashburn



Años de experiencia

No se encontraron resultados

Doctor
Aditi Richmon

Cirugía General

Doctor
María Andaloro

Cirugía General

S/ 1750 - Reserva ahora
Doctor
Umar Sanford

Cirugía general

S/ 1500 - Reserva Ahora

Antes/Después

Sobre la lipoescultura

Una lipoescultura es un procedimiento quirúrgico que se usa para eliminar y remodelar grasa de forma estratégica en el cuerpo, para acentuar los contornos y crear la apariencia de definición muscular.

Las áreas más comunes en las que se realiza una lipoescultura son el abdomen, para enfatizar los músculos, la barbilla y cuello, para definir la mandíbula, los brazos, para dar definición y la cintura, espalda baja y muslos para mejorar la apariencia del trasero.

La lipoescultura te puede ayudar a destacar la definición natural de tus músculos al remodelar la grasa para quitarla de áreas en las que no se están luciendo, y colocándola en otras donde los ayuden a resaltar.

La lipoescultura se puede realizar con la técnica tradicional de una liposucción, pero cada vez son más los médicos que optan por técnicas más modernas que facilitan el rompimiento de la grasa y disminuyen el tiempo de recuperación de los pacientes, logrando mejores resultados.

Las personas que quieren lucir un cuerpo muy escultural y con aspecto trabajado, y que están comprometidas con una buena alimentación y rutina de ejercicio pueden lograr muy buenos y duraderos resultados.
Pros:

- Los resultados son permanentes si mantienes un peso estable
- La grasa que se remueve de tu cuerpo puede ser transferida a tus senos, trasero o cara para mejorar su apariencia

Contras:

- Necesitas tomar al menos una semana de descanso para la cirugía y recuperación inicial, probablemente más si vas a tratar varias áreas en el procedimiento.
- Toma al menos un mes para que baje la mayor parte de la inflamación y hasta un año para ver los resultados finales
- Aunque se le considera un procedimiento seguro y los efectos secundarios son poco comunes, conlleva riesgos de infección, moretones, acumulación de líquidos bajo la piel y daño en la piel.
- Si subes de peso de forma considerable tras una lipoescultura, los resultados podrían perderse.
Un buen candidato para una lipoescultura es una persona que está en buen estado de salud, tiene un IMC (Índice de Masa Corporal) de 30 o menos y tiene buena elasticidad en el piel. Si lo que estás buscando es una solución para la pérdida de peso, la lipoescultura NO es tu mejor apuesta.

Además de tener expectativas realistas, es importante que tu piel tenga buena firmeza para que pueda pegarse de forma adecuada al nuevo contorno de tu cuerpo, una vez que la grasa ha sido removida. Para comprobar la elasticidad de tu piel puedes hacer un “experimento del pellizco”: si tu piel brinca a su posición inmediatamente después de que la pellizcas con tus dedos, probablemente tiene buena elasticidad, y puedes esperar buenos resultados de una liposucción.

Las personas jóvenes, no fumadoras, que se protegen del sol y tienen una piel morena tienden a tener mejor elasticidad en la piel.
Mientras que una liposucción se encarga de eliminar la grasa no deseada y contornear alguna área del cuerpo, la lipoescultura busca una transformación más dramática al quitar y dejar grasa del cuerpo de forma estratégica, creando la ilusión de tono muscular, haciéndote lucir en forma.

En una cita con tu médico, juntos pueden determinar cuál de los procedimientos es el más indicado en tu caso.
Una lipoescultura se realiza normalmente en una clínica y toma de 2 a 4 horas, pero en algunos casos puede llegar a durar más de acuerdo al nivel de complejidad.

Para áreas pequeñas a tratar el procedimiento se puede realizar con anestesia local. Si el área que buscas tratar es grande, es más de un área o se va a hacer transferencia de grasa de una lugar a otro en tu cuerpo, lo más común es que la operación se haga con anestesia general.

Todos los procedimientos de lipoescultura comienzan con el médico haciendo una o más pequeñas incisiones (aproximadamente 6 milímetros) en el área a tratar, e inyecta una gran cantidad de una mezcla de solución salina, anestesia local y epinefrina en el tejido. Este fluido hace que la grasa se hinche y vuelva más firme, facilitando su extracción. Enseguida el médico inserta la cánula por la misma incisión y la pasa repetidamente bajo la piel para separar la grasa antes de succionarla para retirarla.

Existen diferentes variaciones al método tradicional, que involucran tecnología, todos dirigidos a facilitar la remoción de la grasa y el a disminuir el tiempo de recuperación. En la consulta de evaluación con tu médico podrán decidir cuál es la técnica más adecuada para ti.

En muy raras ocasiones las incisiones de la lipoescultura requieren de puntos de sutura, son muy pequeñas y sanan rápidamente.

Es un procedimiento ambulatorio, por lo que podrás irte a tu casa el mismo día, aunque si estarás adolorido y aturdido por la anestesia, asi que te recomendamos que alguien te acompañe y te lleve de regreso a casa.
La mayoría de las personas que se someten a una lipoescultura se toman una semana de descanso total como mínimo, algunas incluso dos semanas. En este periodo es normal que notes inflamación y moretones.

Normalmente la hinchazón baja a la mitad dentro de la primera semana tras el procedimiento, y baja en un 75% en unas 6 u 8 semanas. Los moretones deberían de ir desapareciendo en la segunda semana. Es posible que tu médico te recomiende utilizar prendas de compresión por de 2 a 4 semanas; esto para reducir la inflamación y ayudar a tensar la piel.

Aunque es muy importante el tiempo de reposo tras una lipoescultura, tu médico podría alentarte a retomar poco a poco tu rutina de ejercicio habitual. En la mayoría de los casos los pacientes pueden volver a hacer cardio ligero desde una semana tras el procedimiento, y volver a su actividad normal para la semana 4.

Cada médico tiene un tratamiento de recuperación específico, así que sigue sus instrucciones precisas tras el procedimiento.
La transformación suele ser tan dramática que inmediatamente después de la operación vas a notar una mejora. Sin embargo, no será hasta 4 o 6 meses tras la cirugía que vas a tener una mejor idea de los resultados finales, ya que para ese entonces la mayor parte de la hinchazón habrá cedido.

Los resultados de tu lipoescultura son permanentes siempre y cuando mantengas tu peso igual que al hacerte el procedimiento. Si ganas peso, aunque sea poco, las células de grasa en otras áreas de tu cuerpo, e incluso en las áreas tratadas, pueden crecer, disminuyendo el éxito de los resultados. Es importante hacerte o mantener un estilo de vida saludable después del procedimiento.
Al hacerse una lipoescultura con un médico experimentado y certificado, la liposucción rara vez presenta complicaciones. Algunos de estos riesgos son:

- Moretones
- Sermomas, acumulación de líquidos bajo la piel que requiere ser drenado por un médico
- Coágulos de sangre en venas profundas
- Cambios en el color o sensibilidad de la piel

Si tienes alguna preocupación por algo que has experimentado en tu recuperación, no dudes en contactar a tu médico.
El costo de la lipoescultura es muy variable ya que depende en gran medida del número de áreas a tratar. Además este va a variar de acuerdo a la complejidad, la experiencia del médico y la clínica dónde te la hagas.

Este es un procedimiento que se considera cosmético, por lo que no está cubierto por la mayoría de planes seguros, ya sea público o privado.