Operación de
cálculos renales

Los cálculos renales son depósitos de minerales que se forman en los riñones. Empiezan muy pequeños pero pueden crecer con el tiempo, causando dolor y complicaciones

Operación de cálculos renales

Se conoce como cirugía de cálculos renales a un conjunto de procedimientos que sirven para remover los cálculos que se producen en los riñones cuando estos producen mucho dolor o complicaciones.

No dudes en contactarnos si tienes cualquier duda o necesitas más información. Estamos para ayudarte.

Se conoce como cirugía de cálculos renales a un conjunto de procedimientos que sirven para remover los cálculos que se producen en los riñones cuando estos producen mucho dolor o complicaciones.

Elige tu médico

Ashburn



Años de experiencia

No se encontraron resultados

Sobre la operación de cálculos renales

Se conoce como cirugía de cálculos renales a un conjunto de procedimientos que sirven para remover los cálculos que se producen en los riñones cuando estos producen mucho dolor o complicaciones.
Existen varios motivos por los cuales tu médico pueda decidir que lo mejor es operarte para retirar los cálculos renales:
- El cálculo es muy grande para pasar o está atorado en la uretra
- Causa mucho dolor
- Afecta el funcionamiento del los riñones
- Lleva a una infección
Existen varios tipos de cirugía de cálculos del riñón que son muy efectivos y varias de no invasivas a mínimamente invasivas. Los procedimientos más comunes son:

- Litotricia por ondas de choque
- Uretroscpoía y litoricia láser
- Nefrolitotomía percutánea

Revisa las siguientes preguntas para conocer más acerca de cada uno de estos procedimientos.
La Litotricia por Ondas de Choque (LOC) es un procedimemto que utiliza el ultrasonido para romper un cálculo renal y convertirlo en pequeños fragmentos que pueden pasar fácilmente con tu orina.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general, es decir que estarás dormido durante todo el procedimiento, y dura aproximadamente 30 minutos. Durante ese periodo, el médico utilizará un aparto de ultrasonido, el cual va a pasar por encima de tu piel. Este aparato emite ondas de choque que se van a enfocar en tus cálculos, utilizando ultrasonido y rayos x. Luego de un corto periodo de observación en la clínica, podrás irte a casa el mismo día.
Este procedimiento se realiza bajo anestesia general, es decir que estarás dormido durante todo el procedimiento. Tiene una duración de aproximadamente una hora, durante la cual:
1. Tu médico introducirá una diminuta cámara a través de tu uretra (la uretra el el tubo que saca la orina de la vejiga en tu cuerpo), pasando por la vejiga y llegando a dónde se encuentren los cálculos, ya sea en la misma uretra o en los riñones. Esto le permite ver claramente los cálculos sin necesidad de hacer una incision en tu cuerpo.
2. Si es necesario, el médico utilizará una pequeña fibra láser para romper el cálculo en piezas muy pequeñas.
3. Enseguida tu médico va a remover esos pequeños fragmentos con la ayuda de una canastilla que se introduce a través del mismo aparato que lleva la cámara.
4. Para finalizar, el médico colocará una especie de tubito de plástico dentro de la uretra que va a asegurar que si hay inflamación, esta no bloquee el paso de la orina e incluso de pequeños fragmentos del cálculo que pudieron haber quedado.

Tras un corto periodo de observación, te podrás ir a tu casa ale mismo día.
La Nefrolitotomía percutánea es un procedimiento mínimamente invasivo que se utiliza para remover cálculos renales de gran tamaño que no responden a otros procedimientos, o para remover varios cálculos pequeños en un riñón.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general, es decir que estarás dormido durante todo el procedimiento. Tiene una duración de 2 a 3 horas, durante las cuales:
1. Tu médico hará una pequeña incisión en tu espalda, a través de la cual introducirá una pequeña cámara hacía tu riñón.
2. Romperá el o los cálculos con energía de ultrasonido dirigida a través del mismo aparato.
3. Succionará los fragmentos de cálculo.
4. Colocará un tubito de plástico temporal para ayudar a tu riñón a drenar y detener cualquier sangrado.

Este tipo de cirugía puede requerir que te quedes en el hospital por uno o dos días.
Al hacerse con anestesia general, no son un procedimiento dolorosos.

Durante la recuperación, si se siguen las instrucciones del médico, se mantiene el reposo y se aplican los medicamentos para el dolor adecuados; el dolor es leve.
La recuperación de una cirugía de cálculos renales varía dependiendo del tipo de procedimiento que te hiciste y tu situación individual.

Normalmente vas a poder retomar tus actividades normales 2 o 3 días después de un tratamiento con Ondas de Choque o una Uretroscopía con Láser. Si tu procedimiento fue una nefrolitotomía percutánea, puede tomar hasta 2 semana para retomar tus actividades normales.

Es posible, que tras el procedimiento sientas algunos malestares como irritación y moretones en el área donde se te aplicaron las ondas de choque; incomodidad y sangrado leve en tu orina por algunos días; dolor y nausea a medida que algunos fragmentos restantes del cálculo pasan por tu tracto urinario.

En el caso de haber una incisión, está también puede generar dolor.
Generalmente, la cirugía de cálculo renales es muy efectiva y los síntomas durante la recuperación son leves. Sin embrago, como en cualquier procedimiento, pueden ocurrir algunas complicaciones. Estas son poco comunes y dependen del tipo de procedimiento que hayas tenido:

Litotricia por ondas de choque
- Infección
- Sangrado en o alrededor del riñón
- Fallo en la ruptura de los cálculos

Uretroscopoía y litoricia láser
- Infección
- Fallo en la remosión de todos los fragmentos de cálculos
- Estenosis uretral
- Lesión uretral

Nefrolitotomía percutánea
- Infección
- Pérdida de sangre
- Fallo en la remosión de todos los fragmentos de cálculos
- Lesión a un órgano cercano