Rinoplastía

Muchas personas tienen dificultades para respirar a través de la nariz, y muchas otras quieren cambiar el aspecto de la misma.

Rinoplastía

Una rinoplastía u operación de nariz es una cirugía que cambia la forma de tu nariz, ya sea porque necesitas mejorar tu respiración, porque quieres cambiar su aspecto, o ambas.

Muchas personas tienen dificultades para respirar a través de la nariz, y muchas otras quieren cambiar el aspecto de la misma. 

Una rinoplastía u operación de nariz es una cirugía que cambia la forma de tu nariz, ya sea porque necesitas mejorar tu respiración, porque quieres cambiar su aspecto, o ambas

La nariz se compone de huesos, cartílago y piel, y la rinoplastía puede modificar cualquiera de los tres o los tres elementos. Es por esto que cada rinoplastía es única y no existe un paso a paso establecido a seguir. Cada cirugía se adapta a cada paciente, a sus condiciones particulares y al objetivo de la misma.

Elige tu médico

Ashburn



Años de experiencia

No se encontraron resultados

Doctor
Aditi Richmon

Cirugía General

Doctor
María Andaloro

Cirugía General

S/ 1750 - Reserva ahora
Doctor
Umar Sanford

Cirugía general

S/ 1500 - Reserva Ahora

Antes/Después

Sobre la rinoplastía

Muchas personas tienen dificultades para respirar a través de la nariz, y muchas otras quieren cambiar el aspecto de la misma.

Una rinoplastía u operación de nariz es una cirugía que cambia la forma de tu nariz, ya sea porque necesitas mejorar tu respiración, porque quieres cambiar su aspecto, o ambas.
La nariz se compone de huesos, cartílago y piel, y la rinoplastía puede modificar cualquiera de los tres o los tres elementos. Es por esto que cada rinoplastía es única y no existe un paso a paso establecido a seguir. Cada cirugía se adapta a cada paciente, a sus condiciones particulares y al objetivo de la misma.

La rinoplastía se puede realizar dentro de la nariz o a través de un pequeño corte externo entre los orificios nasales.
Un médico te recomienda una rinoplastía cuando se quiere hacer una reparación de una deformidad por una lesión, cuando se busca corregir una anomalía de nacimiento o cuando hay que modificar el tracto respiratorio de la nariz para mejorar alguna dificultades para respirar.
Pros:

- Puede ayudarte a balancear tu rostro, al hacer tu nariz más proporcionada
- Si tu nariz te causa inseguridad, los buenos resultados de una rinoplastía pueden ayudarte a elevar tu autoestima
- Es un procedimiento ambulatorio, por lo que puedes irte a tu casa el mismo día
- La recuperación no es muy dolorosa, se siente más como una sensación incómoda de congestión
- Si se trata de una corrección estructural, la rinoplastía te va a ayudar a respirar mejor

Contras:

- Es relativamente costoso y en la mayoría de los casos no está cubierta por las aseguradoras
- Puede haber mucha hinchazón y moretones por lo menos por 14 días tras el procedimiento
- El principio de la recuperación, algunos pacientes experimentan náusea, vómito y dolor en la garganta
- El yeso que tienes que llevar la primera semana puede resultar incómodo y causar la sensación de congestión en la nariz
- Puede tomar hasta un año para ver los resultados finales, y pueden no estar completamente alineados a lo que esperabas
- Si por alguna razón la rinoplastía no sana adecuadamente o no fue bien realizada, podrías necesitar un proceso de reconstrucción complicado y costoso.
Es muy posible que conozcas a más de una persona que se ha hecho una rinoplastía. Es un procedimiento muy común al que muchas personas se someten.

Para determinar si una rinoplastía es adecuada para ti, se tomarán en cuenta varios factores: problemas estructurales o cosméticos que deseas mejorar, tu presupuesto y tu disponibilidad de tiempo para la recuperación.

Los rasgos faciales deben alcanzar la madurez antes de someterse a procedimientos estéticos, por lo que si tienes menos de 17 años, deberás esperar a esta edad para hacértelo.
Hay dos tipos principales de rinoplastías: abierta y cerrada. La diferencia más importante entre las dos es que en una rinoplastía abierta se hace una pequeña incisión (herida) en la parte de abajo de la nariz. Esta incisión es muy difícil de notar a simple vista tras la recuperación y depende de la habilidad del médico el lograr un excelente resultado. En una rinoplastía cerrada, todas las incisiones se encuentran dentro de la nariz.

Aunque cortar cartílago, remover estructura ósea, modificar la punta de la nariz , etc se pueden realizar de ambas formas, en una cirugía abierta el médico tiene mayor control y visibilidad de lo que opera.
La mayor parte de las rinoplastías se hacen con anestesia general, lo que significa que vas a estar dormido durante la cirugía y no sentirás nada. Para casos menos complejos, el médico puede utilizar anestesia local, solo el área de tu nariz estará adormecida y tu estarás sedado, es decir muy relajado pero despierto.

Para remodelar tu nariz, el médico podría empezar removiendo hueso y cartílago. Si se necesita agregar cartílago para reconstruir la punta, normalmente se toma de la sección media de la nariz, aunque también se da el caso que se tome de las orejas o incluso las costillas. Algunos médicos usan material sintético, como implantes de silicona.

Una vez que el hueso y el cartílago han sido esculpidos, el médico jala la piel de vuelta y cierra la incisión realizada, ya sea dentro o fuera de la nariz.

Al terminar el procedimiento el médico te pondrá un yeso o tablilla que deberás llevar por al menos una semana.
Al hacerlo con un médico con experiencia, la rinoplastía es un procedimiento seguro. Después del procedimiento es muy común tener hinchazón, moretones y posiblemente algo de sangrado.

Las complicaciones más comunes de una rinoplastía son las obstrucciones nasales, que no representan un riesgo a la vida.

Existen otras complicaciones que se pueden dar a raíz de una rinoplastía, pero son muy poco comunes.
Después de una rinoplastía puede tomarte hasta dos semanas para retomar tus actividades normales. Se presentará bastante hinchazón y posiblemente moretones, pero no necesariamente dolor. La sensación de congestión se quita cuando te quites el yeso o tablilla que te colocó el médico.

Te dejamos algunos consejos que te pueden ayudar para una mejor recuperación:

- Al dormir, intenta mantener tu cabeza elevada usando varias almohadas por un par de semanas después de la operación, para ayudar a bajar la inflamación.
- Evita utilizar gafas que se apoyan en la nariz durante uno o dos meses después de la operación. Si lo necesitas puedes pedirle a tu médico que te entregue tu yeso, y utilizarlo como apoyo para tus lentes o puedes usar cinta adhesiva para sostenerlos desde tu frente, sin que se apoyen en la nariz.
- Aliméntate bien. Evita consumir alimentos muy condimentados o con mucha sal, esto podría incrementar la hinchazón. Por los primeros días, intenta comer alimentos suaves como puré o sopa.
- Puedes aplicar compresas frías sobre al área los primeros dos o tres días.
- Resiste el impulso de sonarte la nariz, esto podría romper los puntos de sutura y causar sangrado. Si necesitas estornudar, hazlo con la boca abierta.
- Evita la actividad intensa durante las primeras dos semanas tras tu operación, y deportes en los que puedas golpearte la nariz por al menos tres meses.
Es poco común que se dé una infección después de una rinoplastía. Sin embargo si tienes fiebre, dolor fuerte, enrojecimiento, la piel se siente caliente o hay supuración; es importante que consultes con tu médico.

Mantener tu nariz limpia te va a ayudar a prevenir una infección. Quitar los coágulos de sangre alrededor de la sutura puede resultar incómodo, pero es muy importante.

Para limpiar la sangre de tu nariz, puedes sumergir un hisopo en agua oxigenada y con mucho cuidado remover la sangre seca en tus fosas nasales.
La inflamación tras una rinoplastía puede ser frustrante y afectar el aspecto de tu nariz por meses. Cuando el médico te quita la tablilla o yeso, vas a estar emocionado por enseñar tu nueva nariz al mundo, pero los resultados todavía no son lo que esperabas. Después de algunos días, la hinchazón incluso puede empeorar.

Que no cunda el pánico, es normal que esto suceda.

La tablilla o yeso tienen la forma de tu nariz y está ejerciendo presión sobre la misma, al quitarla, y ya no estar comprimida, la nariz va a tender a hincharse. Esto causará que se vea grande e incluso como si tuviera un bulto, pero es importante entender que es por efecto de la inflamación y no es permanente.

Cuánto te hinches va a depender de ti, de los cuidados que tengas y de la técnica utilizada por tu médico de acuerdo a tus necesidades.

Esto es lo que puedes esperar en el tiempo en cuanto a inflamación tras una rinoplastía:

- Cerca de dos semanas tras la cirugía estarás “listo para salir”. La inflamación y moretones van a haber disminuido lo suficiente para que puedas regresar al trabajo o hacer mandados sin que la mayoría de personas noten algo extraño.
- Aproximadamente a los tres meses vas a tener una buena idea de la nueva forma y tamaño de tu nariz. La mayor parte de la inflación de la parte alta de la nariz habrá disminuido casi por completo.
- Más o menos a los seis meses el 90% de la hinchazón habrá desaparecido, restando un poco en la punta de la nariz.
- Entre un año y dos después de la cirugía es cuando podrás ver el resultado final.
Los resultados de la rinoplastía son permanentes, aparte de los cambios normales que vienen con el envejecimiento.
Algunas veces la rinoplastía se combina (y a veces confunde) con la septoplastía, que es la corrección quirúrgica del tabique nasal desviado, una condición en la que la pared entre tus orificios nasales está torcida.

Una septoplastía se realiza para mejorar la respiración, mientras que una rinoplastía es puramente estética.

Ambos procedimientos se pueden hacer a la vez, con la misma anestesia y con un solo periodo de recuperación.
El costo de tu rinoplastía va a depender del tipo de procedimiento que elijas, la experiencia del médico y la clínica dónde te la hagas.

Este es un procedimiento que se considera cosmético, por lo que no está cubierto por la mayoría de planes seguros, ya sea público o privado. Si además de las mejoras cosméticas, hay correcciones funcionales (como el tabique desviado) es posible que algunos seguros cubran al menos una parte de la cirugía.