Venas varices

Mejora el aspecto y sensación de tus piernas con un procedimiento para curar tus venas várices

Venas varices

En algunas ocasiones las venas pueden tender a hincharse, dilatarse o retorcerse, ocasionando daños en la función de mantener la sangre circulando de vuelta al corazón, ocasionando molestias, dolor e hinchazón que pueden afectar el día normal de las personas. Es por esto, que en algunos casos se hace necesario realizar una cirugía que ayude a tratar las venas afectadas.

No dudes en contactarnos si tienes cualquier duda o necesitas más información. Estamos para ayudarte.

En algunas ocasiones las venas pueden tender a hincharse, dilatarse o retorcerse, ocasionando daños en la función de mantener la sangre circulando de vuelta al corazón, ocasionando molestias, dolor e hinchazón que pueden afectar el día normal de las personas. Es por esto, que en algunos casos se hace necesario realizar una cirugía que ayude a tratar las venas afectadas.

Elige tu médico

Ashburn



Años de experiencia

No se encontraron resultados

Sobre las venas varices

En algunas ocasiones las venas pueden tender a hincharse, dilatarse o retorcerse, ocasionando daños en la función de mantener la sangre circulando de vuelta al corazón, ocasionando molestias, dolor e hinchazón que pueden afectar el día normal de las personas. Es por esto, que en algunos casos se hace necesario realizar una cirugía que ayude a tratar las venas afectadas.
Tu médico puede recomendarte realizar la cirugía o un procedimiento similar si presentas dolor y pesadez en las piernas, úlceras o coágulos, problemas de circulación o incluso con el objetivo de mejorar la apariencia. Si presentas alguno de estas condiciones y previa charla con tu medico puede ser una buena alternativa realizar el procedimiento.
Este procedimiento vale completamente la pena para pacientes que presentan incomodidades, dolores o limitaciones. Si este es tu caso, te recomendamos realizar el procedimiento con un profesional confiable que pueda ayudarte a resolver exitosamente tu caso.
Para elegir a tu médico debes tener en cuenta dos cualidades principales; en primer lugar debes asegurarte que cumpla con con todos los requisitos y certificaciones que lo acreditan como profesional de la salud, así como las correspondientes al centro médico donde se te realizaría el procedimiento. En segundo lugar, debes tener una relación de confianza con tu medico, que te permita sentirte cómodo y poder realizar cualquier pregunta que tengas con tranquilidad.
En este procedimiento el cirujano extraerá o ligará las venas dañadas que están causando inconvenientes. El cirujano realizará dos pequeñas incisiones en la parte alta y baja de la pierna para posteriormente atravesar un cable flexible que le ayudará a remover la vena safena superficial. Una vez realizado esto, el cirujano también podrá verificar si hay otras venas dañadas cerca de la superficie para extirparlas o ligarlas.
Este procedimiento se realiza bajo anestesia y es completamente indoloro.
Para el proceso de recuperación las piernas estarán envueltas en vendajes especiales para controlar la hinchazón y posiblemente se necesitará mantenerlas así por algunas semanas. Además de esto, es muy importante utilizar medias de descanso (o compresión) que ayudarán al proceso posterior a la cirugía.
Este es un procedimiento muy seguro, aunque como cualquier procedimiento médico conlleva riesgos como infecciones, coágulos y lesiones estructurales, razón por la cual, es muy importante elegir a un especialista certificado.
Una vez programado el procedimiento, tu médico te indicará las medidas de ayuno e higiene personal de acuerdo a la técnica y caso particular. Además de esto, es posible que debas asistir a una valoración por parte de un anestesiólogo quien verificará que no vayas a tener ninguna reacción adversa a la anestesia.
Existen tratamientos no invasivos para tratar casos leves de venas varices, pero dependiendo del grado y síntomas presentados tu médico puede recomendarte la cirugía como solución. Es importante conversar sobre las diferentes alternativas con tu especialista.
Este procedimiento rara vez se encuentra cubierto por tu seguro de forma prioritaria, por lo que los tiempos de espera o los trámites necesarios para su aprobación pueden ser muy prolongados.